1981 - 2018

BIENVENIDOS A LA PÁGINA DEL MULT


HOY 9 DE AGOSTO DEL 2018, DIA INTERNACIONAL DE LOS PUEBLOS INDIGENAS HACEMOS DE SU CONOCIMIENTO AL PRESIDENTE ELECTO EL LIC. ANDRES MANUIEL LOPEZ OBRADOR NUESTRO POSICIONAMIENTO COMO MOVIMIENTO DE UNIFICACION Y LUCHA TRIQUI (MULT)


09 DE JUNIO DE 2018

ESTA ES NUESTRA PALABRA:

A más de quinientos años de la colonización, las instituciones, pensamientos, conocimientos y prácticas de nuestra sociedad siguen siendo permeadas por relaciones de dominación y subordinación basadas en diferencias étnicas y raciales. A la naturalización de las distintas formas de dominación racial se suma la explotación capitalista de los pueblos originarios de todo AbyaYala, llamada así por los países del Sur para referirse al Continente Americano.

Durante muchas décadas, las naciones originarias o pueblos indígenas de AbyaYala fueron relegados de los proyectos políticos y estratégicos tanto de los gobiernos de derecha como de izquierda. Los gobiernos posrevolucionarios, a través de políticas indigenistas integraron a las naciones originarias a una sola nación, la Nación mexicana, excluyéndolas a la vez de cualquier participación política o social, despojándolas de sus identidades culturales y, cualquier otra forma de organización política, jurídica o social vigentes en el interior de sus comunidades. Asimismo, la izquierda mexicana organizada a fuerza de “proletarizar” la lucha de los pueblos, obligó a estos distanciarse de cualquier proyecto revolucionario basado en la lucha de clases.

Bajo el auspicio de destacados antropólogos mexicanos en 1948 se creó el Instituto Nacional Indigenista (INI). Este organismo encargado de la política indigenista del país subsistió hasta 2003, fecha en que fue sustituido por la actual Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), con renovadas y adecuadas políticas públicas neoindigenistas.

Asimismo, durante las últimas dos décadas tanto en la academia, como en el discurso de los derechos humanos o en el Plan Nacional de Desarrollo, se incubaron e implantaron distintos conceptos liberales tales como “multiculturalismo”, “tolerancia”, “reconocimiento”, “inclusión” “diversidad cultural”, “usos y costumbres”, que terminaron por cooptar liderazgos e intelectuales indígenas, el diseño de programas de gobierno maquillados, derechos simulados, finalmente, absorbiendo y asimilando los movimientos indígenas a la lógica del capital y la globalización.

Solo con el levantamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), cuando se redescubrió el verdadero carácter contestatario de los pueblos indígenas. El zapatismo sirvió de aliciente para reproducción de distintas forma de organización de los pueblos, de reivindicación de derechos y cuestionamientos de distintas forma de dominación de raíz colonial impregnadas en las instituciones, pensamientos, en los saberes y en las conductas de una sociedad occidentalizada y capitalista.

Por lo anterior, y a fin de iniciar un proceso de inversión de estas distintas formas de dominación y exclusión sistemáticas, el MOVIMIENTO DE UNIFICACIÓN Y LUCHA TRIQUI (MULT), propone:

1. La práctica de una política institucional basada en la interculturalidad, entendida ésta como un proyecto político de transformación política-institucional, cuyo objetivo será erradicar toda práctica institucional o pensamiento colonial en las políticas públicas, planes o proyectos de gobierno relacionados con los pueblos originarios.

2. Con fundamento en los principios de la justicia distributiva y con el fin de reducir la desigualdad social entre los más aventajados con los más pobres, atendiendo a que la población indígena suma el 21.5% de la población total no indígena según indicadores oficiales, y que ésta misma población es la que vive en la extrema pobreza, implementar un Programa de combate a la pobreza consistente en la creación del FONDO INDÌGENA para el financiamiento de proyectos y programas productivos, culturales, jurídicos, empresariales, artesanales,, ecológicos, de capacitación, talleres, difusión y medios de comunicación propios, distribución de dos salarios mínimos vigentes para cada persona que habita en los hogares indígenas.

3. En la ruta crítica, transformar la CDI en la Comisión Nacional de Descolonización Política Institucional (CNDPI).

4. En la ruta crítica, previa consulta, informada y de buena fe a los pueblos interesados, nombrar al titular de la Comisión Nacional de Descolonización y a los Delegados y Subdelegados de las entidades federativas.

5. Con fundamento en el artículo 6 del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo y mediante decreto presidencial, garantizar el derecho a la consulta a las naciones originarias respecto de cualquier acto de gobierno susceptible de afectarles, particularmente, en lo que hace a las concesiones de explotación de minerales, energía eólica o el establecimiento de corredores comerciales turísticos en sus territorios, impulsando un protocolo o la reglamentación del Convenio de Acuerdo a los estándares internacionales en la materia, para que entre otros temas especificar el sujeto de derecho, el órgano regulador, las modalidades e consulta, los tiempos entre otros.

6. Con la participación de los pueblos, garantizar hasta el máximo de los recursos disponibles, los derechos económicos, sociales y culturales de los pueblos indígenas, preponderante, en los rubros de salud, educación y vivienda, preparando durante la primera mitad del sexenio la iniciativa de ley para la creación del cuarto orden de gobierno: El Comunitario-Agrario.

7. En materia educativa, establecer conjuntamente con los pueblos, un modelo de educación intercultural, basados en los principios del diálogo, el respeto y el aprendizaje mutuos, elevando a nivel de ciencia los conocimientos indígenas.

8. Crear dentro del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), el Instituto Nacional de Estudios y Formación Científica de los Conocimientos Indígenas (INECI), cuyo objetivo será rescatar, estudiar, reconfigurar y reconceptualizar los conocimientos indígenas en las áreas de las matemáticas, las ciencias naturales, la física, la medicina, las históricas y humanidades.

9. En los ámbitos de su competencia, la Secretaría de Educación Pública (SEP), en coordinación con las universidades públicas del país, establecerá la obligatoriedad de incluir en todas las carreras y posgrados, materias relativas a la epistemología y pensamientos indígenas cuyo principal marco teórico será el de la interculturalidad crítica.

10. En materia de vivienda, aprovechar los recursos naturales de los propios territorios indígenas, tales como rocas, tierras y otros minerales útiles para la edificación de viviendas dignas y decorosas.

11. Fijar criterios de seguimiento continuo en los proyectos de producción, tales como los invernaderos, granja avícola, ganadera, de cría, engorda, y cualquier otro, idóneo para ejecutarse en las comunidades indígenas de acuerdo a su orografía y medio ambiente. El seguimiento deberá darse desde la planeación, desarrollo y ejecución exitosa del mayor número de los proyectos.

12. En el diseño de los proyectos se dará prioridad a aquellos cuya producción ya existen antecedentes en la región participante, teniendo en cuenta en todo el momento los conocimientos de las comunidades beneficiarias sobre este tipo de proyectos, así como aquellos proyectos exitosos en otras experiencias de campo.

13. Fomentar cooperativas regionales de producción colectiva atendiendo al producto de mayor producción en las regiones indígenas, tales como el café, el plátano, el aguacate o el jitomate, incluyendo la producción artesanal y artística, así como su colocación en el mercado interno y su exportación al extranjero, creando la marca México Comunitario que agregue valor, proteja la creación colectiva e incentive a los productos originarios y endémicos de las regiones indígenas.

14. Crear el Sistema Nacional de Intercambio entre productores y consumidores de Pueblos y Comunidades aprovechando la red de tiendas y almacenes campesinos de DICONSA y la red de Centros digitales Comunitarios. 15. En obras de infraestructura, dignificar las carreteras y caminos que conectan las distintas comunidades a través de la construcción de los kilómetros suficientes, ya que en la actualidad por criterios institucionales de manera unilateral, la CDI solo aprueba en promedio 1.5 km de construcción por año para cada comunidad o pueblo beneficiario.

16. Concertar acciones interinstitucionales entre los Poderes de la federación (Legislativo, judicial y administrativo) a fin de maximizar el derecho de los pueblos indígenas a la libre determinación y la autonomía según los estándares internacionales y el sistema interamericano de derechos humanos.

17. Con base al diálogo, el respeto, resolver los conflictos agrarios nacionales relacionados con las comunidades agrarias indígenas.

18. Establecer políticas públicas diferenciadas para superar las condiciones de pobreza en que viven las comunidades indígenas en las grandes ciudades.

19. En todos los diseños, el desarrollo y evaluación de propuestas, proyectos, programas o acciones de gobierno, la participación de los pueblos indígenas será fundamental.



ATENTAMENTE

“Por la lucha y la liberación de los pueblos”

MOVIMIENTO DE UNIFICACION Y LUCHA TRIQUI



Desde la Montaña Roja; 9 de agosto de 2018