MANIFIESTO DEL MULT ANTE LA OPINION PUBLICA

14 DE DICIEMBRE DE 2014

MANIFIESTO

A LOS MEDIOS DE COMUNICACION
A LAS ORGANIZACIONES SOCIALES, POLITICAS Y REVOLUCIONARIAS
AL PUEBLO DE MEXICO
AL PUEBLO DE OAXACA
A LOS COMITES DEL MULT

El terror que el Estado ha sembrado en el caso de Ayotzinapa, Guerrero, con la desaparición de 43 estudiantes, el asesinato de 3 estudiantes más y 3 de los habitantes de ese municipio, tiene como objetivo inmovilizar a los movimientos sociales y al pueblo mexicano para poder implantar megaproyectos de capital extranjero en nuestro país. Esta política de terror que se practicó en Colombia en años recientes y que costó la vida de miles de personas es el mismo que se quiere reproducir en nuestro país. La criminalización de la protesta social propiciada por la clase política retrógrada, forman parte de las estrategias de contención de los movimientos sociales y del descontento social generalizado.

Hechos que han llevado a la clase política de nuestro país a unos de sus peores momentos de crisis política, sobre todo pensando en la coyuntura electoral que se viene en 2015. El pueblo ha dejado de creer en los partidos políticos porque éstos se encuentran, a lo largo y ancho de nuestro país, infiltrados por el crimen organizado. El poder ejecutivo no ha sabido cumplir con sus promesas de campaña. En los últimos días, el peso se está devaluando; la drástica caída del precio del petróleo, no solo compromete las políticas económicas del país, sino los programas sociales que afectarán a los más necesitados.

En este contexto, el Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT), desde sus orígenes, ha tenido claro que el enemigo a vencer es y ha sido el Estado y sus políticas de despojo, de explotación, de exclusión, de discriminación y de represión que nos ha golpeado durante más de 520 años. Nuestra lucha ha sido lo mismo en contra de los poderes imperiales, que contra las reformas estructurales que pronto comenzarán a afectar a los que menos tienen. Estas reformas serán las depredadoras de nuestros recursos naturales, de nuestros territorios y hasta de nuestras culturas e identidades.

A 34 años de trayectoria de lucha nuestra organización (30 años con nuestro guía, nuestro máximo dirigente Heriberto Pazos Ortiz, quien fuera uno los constructores y cerebro de este gran movimiento) el MULT ha resistido las embestidas políticas y militares del Estado. No obstante, que el poder estatal y sus caciques han intentado desaparecer con estrategias militares y paramilitares, disidencias, ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, desplazamientos forzados y cárcel, el MULT ha salido airoso de estos intentos de exterminio.

La ejecución extrajudicial de quien fuera uno de nuestros máximos dirigentes, don Heriberto Pazos Ortiz, el 23 de octubre de 2010, fue un duro golpe para nuestra organización. Crimen perpetrado sin duda con la aquiescencia y connivencia del Estado para detener el avance del MULT, pero éste siguió caminando, organizando a las comunidades para arrancarle al gobierno lo que le pertenece al pueblo. Los principios que fundaron nuestra organización siguen intactos y seguirán mientras la inmensa mayoría en nuestro país siga viviendo en condiciones de extrema pobreza. Así, las demandas de justicia, de proyectos sociales para las comunidades seguirán siendo enarboladas por nuestra organización mientras que ésta subsista.

Las constantes amenazas del Estado en contra de nuestros dirigentes, son y han sido estrategias en que el Estado recurre para debilitar la organización de las comunidades como las nuestras. En clara afrenta, el Estado no solo filtra militares y sobrevuela nuestras comunidades, sino que desde las oficinas del gobierno del estado se fabrican expedientes a modo para descabezar nuestra dirigencia, valiéndose de acusaciones inverosímiles, se está preparando una campaña de desprestigio en contra de nuestra dirigencia para preparar el escenario de reprimir a nuestro movimiento, buscan repetir el clima ideal como en 2010 para dar el golpe, alertamos a las organizaciones fraternas a estar muy atentos y emitir pronunciamientos para detener la represión.

En este marco, hacemos responsables al Estado de la integridad física de nuestro dirigente RUFINO MAXIMINO MERINO ZARAGOZA y de su familia, así como de lo que pudiera pasar a nuestras autoridades, líderes naturales y comunidades de la zona triqui.

Durante nuestra existencia nunca nos hemos prestado al juego del Estado para reprimir a otros luchadores sociales, repudiamos a los traidores del movimiento social que en su discurso afirman estar del lado del pueblo, y en los hechos son cómplices por su acción u omisión de la represión en contra de los que levantan la voz en contra del mal gobierno.

Asimismo, rechazamos a los personeros y a las marionetas del poder que en su afán de conservar su coto de poder se prestan a señalar nuestro movimiento como una organización violenta o armada. Estas acusaciones que provenían de nuestros adversarios históricos para militarizar nuestras comunidades, hoy las reproducen los que aspiran convertirse en voceros del opresor. Sin duda la historia los juzgará.

Atendiendo a los principios fundacionales de nuestra organización: la defensa de nuestro territorio, nuestras tierras y recursos naturales, la unificación de nuestras comunidades, la ejecución de la resolución presidencial con base a nuestros títulos primordiales, la libertad de los presos políticos y en contra de la militarización de nuestros pueblos, hoy hemos tomado la decisión unánime y con el consenso de las comunidades, separar nuestra agenda de lucha con el del Partido Unidad Popular (PUP) que fundara nuestro dirigente Heriberto Pazos Ortiz. Convocando al mismo tiempo a todos los Comités de todas las regiones, municipios y comunidades a seguir caminando con nosotros en la lucha organizada, y a ratificar su adhesión a nuestro movimiento, donde en forma conjunta fijaremos el rumbo, el plan de acción y las tareas políticas a emprender en los próximos días.

En este proceso, daremos prioridad a las demandas inmediatas y más sentidas de nuestras comunidades de todas las regiones del estado, y de aquellos que se encuentran en distintos estados de la República mexicana, incluso de la Unión Americana.

Finalmente, ratificamos al compañero RUFINO MAXIMINO MERINO ZARAGOZA, como coordinador de la dirección política del MULT, que en lo sucesivo gestionará mesas de trabajos con el gobierno federal, estatal y municipal; en consecuencia, desconocemos a Uriel Díaz Caballero como parte de la dirección política de nuestra organización.





14 DE DICIEMBRE DE 2014.
FRATERNALMENTE
MOVIMIENTO DE UNIFICACION Y LUCHA TRIQUI
“Por la lucha y la liberación de los pueblos”