MANIFIESTO NUMERO 2 DEL MULT

22 DE DICIEMBRE DE 2014

LOS LIDERES NATURALES RATIFICAN A COORDINADOR GENERAL DEL MULT

A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN
A LOS ORGANISMOS DE DERECHOS HUMANOS
A LAS ORGANIZACIONES POLÍTICAS, SOCIALES Y REVOLUCIONARIAS
AL EJERCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL
AL CONGRESO NACIONAL INDÍGENA
A LA RED CONTRA LA REPRESIÓN Y POR LA SOLIDARIDAD
AL PUEBLO DE MÉXICO
AL PUEBLO DE OAXACA
A LA NACIÓN TRIQUI

“Acá abajo, cada vez,somos más quienes nos empeñamos en luchar sin suplicar perdón por ser lo quesomos y sin pedir permiso para serlo” SCI Moisés, EZLN

El Estado mexicano ha emprendido la guerra contra el pueblo con sus reformas estructurales, por un lado y por el otro el terrorismo de Estado, lo que ha provocado miedo a la población a lo largo y ancho del país.

La criminalización de la lucha social como punta de lanza de la clase política también ha venido a cerrar las pinzas contra la protesta social.

El crimen organizado que se ha enseñoreado en nuestro país, tolerado y promovido por el Estado como una estrategia perversa de callar las voces disidentes. El caso más visible e impune es la desaparición de los 43 normalistas a casi 3 meses, donde decimos que el Estado tuvo participación por aquiescencia. Reivindicamos la presentación con vida de los normalistas.

A 17 años de la masacre de Acteal en el estado de Chiapas, donde fueron asesinados 45 indígenas, el crimen de lesa humanidad permanece impune, los autores materiales e intelectuales siguen libres burlándose de las leyes, un crimen más de Estado, al respecto exigimos justicia.

Ante este terrible escenario que nos presentan aquellos que decían saber gobernar, la rebeldía, la resistencia y la dignidad tienen voz y rostro, los que se organizan desde abajo y a la izquierda.

Saludamos a nuestros hermanos del Congreso Nacional Indígena y a nuestros hermanos del Ejército Zapatista de Liberación Nacional por los inicios de la compartición donde indudablemente saldrán resoluciones importantes para nuestros pueblos, tribus y naciones.

En nuestro estado de Oaxaca, donde el Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT) en su trayectoria de más de 34 años ha sufrido los embates del Estado, por ser parte de los pueblos, tribus y naciones indígenas que han resistido y siguen resistiendo a seguir siendo lo que somos, los guardianes del territorio en nuestro México.

En los años 80s cuando decidimos constituirnos en una organización defensora de los derechos colectivos, una organización guardián del territorio, de las tierras y de los recursos naturales, hemos afectado intereses muy poderosos de la región, por organizar y concientizar también a las comunidades en todas las regiones del estado de Oaxaca, siempre en el marco de respeto hacia las formas y modos de vida de otros pueblos indígenas, sin inmiscuirnos en los asuntos internos de cada uno de nuestros hermanos que hoy se organizan en la Asamblea de los Pueblos Indígenas (API), como un reconocimiento a miles de hombres, mujeres, niños y ancianos que creyeron en el ideal de nuestro máximo dirigente, Heriberto Pazos Ortiz, el constructor del verdadero movimiento social en Oaxaca.

El MULT como un movimiento de izquierda, independiente desde su origen, ha sido consecuente en su hablar y en el andar, a pesar de la coyuntura del Partido Unidad Popular siempre ha mantenido y defendido sus principios: la defensa de nuestro territorio, nuestras tierras y recursos naturales, la unificación de nuestras comunidades, la ejecución de la resolución presidencial con base a nuestros títulos primordiales, la libertad de los presos políticos y en contra de la militarización de nuestros pueblos.

La tarea prioritaria y la más difícil ha sido y es, la unificación de las comunidades Triquis, la seguimos sosteniendo.

La organización en su propio desarrollo y crecimiento y con la dirección de Heriberto Pazos Ortiz buscó constituirse en un partido como una herramienta más a favor del pueblo y se funda el Partido Unidad Popular (PUP) y posteriormente surgió la API, un espacio de encuentro de todos los hermanos de las diferentes regiones, integrantes de los pueblos indígenas de Oaxaca, compañeros con quienes hemos caminado varios años, a quienes les reiteramos nuestros respetos y consideraciones porque son hermanos de lucha que por muchos años enarbolamos las mismas demandas y compartido coincidencias.

Hoy en esta nueva etapa de nuestra organización queremos decirles que seguimos los ideales de nuestro fundador y guía Heriberto Pazos Ortiz, nadie debe ostentarse como los dueños únicos de los proyectos de este gran hombre, que entregó su vida por las causas más justas, creemos que los reconocimientos se consiguen a base de trabajo, de constancia y de la militancia, no se logran por decreto o se heredan, muchos compañeros han quedado en el camino (muertos y desaparecidos por el Estado) para lograr lo que se ha obtenido en los años de lucha.

Manifestamos que la verdadera dirigencia del MULT que son los líderes naturales de la zona triqui nunca fue su objetivo ni será, detentar el poder, porque éste corrompe, y cambia a las personas, la dirigencia del MULT es una colectividad, no es un solo hombre, en diferentes etapas de la trayectoria de nuestro movimiento, muchos han querido descabezarla, destruirla y exterminarla, con todo el poder del Estado en 1981,en 1996, en 2006 y ahora, los líderes naturales han resistido estoicamente todos estos ataques.

Afortunadamente muchas organizaciones fraternas de buen corazón, se solidarizaron con nuestra lucha y logramos detener la represión en contra de las comunidades Triquis y de sus autoridades.

Afirmamos y lo corroboramos que la labor de desprestigio, de la calumnia, de la descalificación y señalamientos policiacos siempre ha venido de nuestros adversarios, porque ese es su papel histórico, frenar los avances de los que luchan desde abajo y a la izquierda.

Triste su proceder, la dignidad vendida al Estado por unos cuantos pesos, con tal de seguir conservando el poder, a base de argucias propias de los tiranos y de los fascistas. Repetir mil veces una mentira hasta convertir la en verdad.

Rechazamos a los sátrapas y a los jilgueros del poder, porque son los portavoces del Estado en su estrategia de destruir a una organización que su base social es mayoritariamente indígena, y que su único delito es hacer valer su derecho consuetudinario y organizar a las comunidades para arrancar lo que le pertenece al pueblo.

Repudiamos enérgicamente los señalamientos policiacos de aquellos que se comportan como los iluminados, que no han tenido la capacidad de dirección que necesita un movimiento de masas, no han podido corregir el rumbo ni han tenido la altura para asumir una tarea política que reclama mucha responsabilidad y don de mando, sólo han tenido la capacidad para hacerse notar a favor del Estado y no a favor del pueblo que afirman defender, al respecto traemos textualmente la frase del benemérito de las Américas, don Benito Juárez, “Malditos aquellos que con sus palabras defienden al pueblo, y con sus hechos lo traicionan”.

En los más de 34 años, y con la experiencia acumulada, rechazamos a los redentores, a los falsos profetas y a los seudolíderes, los mismos que nos quieren seguir domando y socavando nuestras capacidades de pensar, de actuar y de decidir, los mismos que nos quieren controlar y manipular como si fuéramos personas sin razón y sin alma. Hoy decimos un ¡ya basta!

En esta nueva etapa continuaremos siendo constructores de nuestro propio destino, los que deciden por sí y para sí, no necesitamos políticos profesionales, ni padrinos políticos. Decimos que nadie tiene derecho a imponernos su hegemonía sin pasar por la consulta, con nuestro consentimiento previo e informado. Reprobamos a aquellos que nos ven con desprecio, los que se dicen ser sabios y cultos, y quieran suplantar nuestras decisiones.

Hoy tomamos nuestro destino en nuestras propias manos y eso es lo que no entienden algunos que quieren seguir lucrando en nuestro nombre.

Por todo lo anterior, hoy venimos a ratificar y reiterar nuestra decisión soberana, en el marco de nuestro derecho a la libre determinación consagrada en el convenio 169 de la OIT, en la declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, del art. 2° de nuestra carta magna, para otorgar nuestro mandato al C. RUFINO MAXIMINO MERINO ZARAGOZA, como Coordinador General de la Dirección política del MULT, quien tendrá nuestra representación ante las instancias gubernamentales, como el Poder Ejecutivo federal, estatal y municipal, ante el Poder Judicial, ante el Poder Legislativo, ante los sindicatos, ante las universidades, la relación con las organizaciones democráticas y sociales de nuestro país y fuera de nuestras fronteras.

Exigimos al Estado que respete la vida interna de las organizaciones y le demandamos que se abstenga de inmiscuirse como lo ha venido haciendo, en consecuencia, lo responsabilizamos de la integridad física de nuestro Coordinador General, la de su familia, de las autoridades y líderes triquis, así como de las comunidades, de los comités, de los coordinadores y autoridades que militan en nuestra organización fuera de la zona triqui.

Finalmente, seguimos demandando el esclarecimiento total y hasta las últimas consecuencias, el asesinato de nuestro máximo dirigente Heriberto Pazos Ortiz, así como castigo a los responsables materiales e intelectuales del atentado contra nuestro compañero fundador y líder natural del MULT, Juan Domingo Pérez Castillo y la presentación con vida de Virginia y Daniela Ortiz Ramírez Ortiz, desaparecidas desde julio de 2007.

A nuestros compañeros Coordinadores, a los Comités de nuestra organización de todas las regiones del estado, los convocamos a caminar juntos y a hacer posible los anhelos de Heriberto Pazos Ortiz.

¡¡¡DESAPARECIDOS, PRESENTACIÓN!!!
¡¡¡PORQUE VIVOS SE LOS LLEVARON, VIVOS LOS QUEREMOS!!!
¡¡¡LIBERTAD A LOS PRESOS POLÍTICOS Y DE CONCIENCIA!!!
¡¡¡FUERA LAS MANO DEL ESTADO EN LA VIDA INTERNA DE LAS ORGANIZACIONES!!!
¡¡¡EXIGIMOS JUSTICIA PARA DON BETO!!!
¡¡¡JUSTICIA PARA AYOTZINAPA!!!
¡¡¡EN AYOTZINAPA FUE EL ESTADO!!!


FRATERNALMENTE
LAS AUTORIDADES TRADICIONALES DEL MULT



Paso de Águila, CopalaJuxtlahuaca, Oaxaca a 22 de diciembre de 2014