Comunicado del Colectivo de Jóvenes del MULT

Lunes 29 de marzo de 2010


“Las mentiras, por más rating que ostenten, suelen provocar indigestión y vómito. Las verdades, ciertamente, provocan dolor de estómago, pero éste se suele aliviar haciendo algo. Porque, si bien las mentiras son irremediables, las verdades sí tienen remedio. Frente a la pesadilla, no basta despertar. La vigilia puede florecer en el sueño”.

Subcomandante Insurgente Marcos, septiembre de 2004, La comunicación política desvirtuada por los medios

COMUNICADO DEL COLECTIVO DE JÓVENES DEL MULT

A las organizaciones sociales, políticas y revolucionarias
Al pueblo de Oaxaca
Al Pueblo de México
A todos los pueblos indígenas del mundo
A los medios de Comunicación del mundo

En 1981 surge en la región triqui el Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT), con la claridad y la convicción para la defensa de la propiedad comunal de nuestras tierras, de nuestros bosques, de nuestra cultura, de nuestras tradiciones, por nuestra supervivencia ante embates caciquiles y cómplices de estos. Reivindicando también la unificación de todas las comunidades triquis, la libertad por los presos políticos, alto a la represión y por la salida del ejército en nuestras comunidades, el MULT es la expresión fiel de los intereses del pueblo triqui.

Antes de este importante acontecimiento, los triquis habíamos sido despojados paulatinamente de más de la mitad de nuestro territorio; los terratenientes y acaparadores de tierra, los prestamistas usureros, los comerciantes especuladores, los dueños de compañías forestales, los caciques, los paramilitares, autoridades federales, estatales y municipales, todos juntos no han podido exterminarnos, ni quebrantar nuestra decisión combativa.

El gobierno del Estado además de legalizar los despojos que realizan los acaparadores de tierra –la familia Alonso en Putla y los Robles y Luengos en Constancia del Rosario- mantiene un cómplice disimulo y permite que los comerciantes de Putla de Guerrero, tal como lo hacen Melchor Alonso y Ezequiel Rodríguez, paguen el café y otros productos de los triquis y de otras zonas indígenas vecinas por debajo de los precios oficiales, obligándolos incluso a recibir parte del pago en especie, y lo que es peor, en aguardiente, cerveza y demás bebidas embriagantes. Por todo esto surgió el MULT para luchar a favor del pueblo triqui.

Durante estos largos años de su caminar han caído compañeros dirigentes, líderes naturales, desaparecidos, mujeres violadas, patrimonios despojados y muchos agravios más.

Por lo anterior, nos preocupan los señalamientos de Francisco López Bárcenas por su actitud constante de desconocer el proceso de lucha del MULT y del pueblo triqui, queremos preguntarle quienes son los asesinos de nuestros dirigentes y de nuestros líderes naturales. No aceptamos ni aceptaremos jamás, que nuestros dirigentes muertos son buenos y los vivos son lo peor.

En 1996 en la región se creó un grupo de la mano del gobierno para obstaculizar el trabajo organizativo del MULT, llamada cínica y descaradamente Unidad de Bienestar Social para la Región Triqui (UBISORT).

El antecedente inmediato de la UBISORT es el Consejo Supremo Triqui, que era controlado netamente por priístas y tenía su sede en San Juan Copala, imponían la autoridad en Copala según sus intereses a su modo y manera amenazando y reprimiendo a los habitantes de los barrios de la zona. Todo el apoyo institucional se destinaba para los priístas. La UBISORT en su nacimiento se declara abiertamente en apoyo del partido oficial, es de conocimiento de todos que surge como un grupo contestario frente al MULT. Es un grupo incondicional del PRI, tiene presencia principalmente en la Cabecera de San Juan Copala, en la Sabana, en Yutasaní, en Guadalupe Tilapa.

Sus fundadores fueron Filemón Martínez López, Basilio Martínez López y Antonio Cruz García. La UBISORT, es una organización patrocinada por el gobierno de quien recibe los recursos para subsistir y desestabilizar la zona triqui. En este momento hay una confrontación de los aliados del autodenominado “municipio autónomo” por el poder y el control del centro ceremonial, donde la base mayoritaria es de UBISORT sigue mandando todavía en esa figura, que ellos acordaron crear como un frente para derrotar al MULT, lo que no han podido y al contrario entre ellos se está librando una pugna intestina por la representatividad que seguirá enlutando a las familias triquis.

El autodenominado “municipio autónomo” fue sólo una herramienta que algunos ex —miembros del MULT inventaron para posicionarse políticamente, nosotros no estamos en contra de que existan los municipios autónomos, sino de su utilización para fines no honestos, el Multi en su afán de posicionarse en la región triqui de Copala, cometieron un error al aliarse con los paramilitares de la UBISORT, es muy bueno que el Multi haya visto su error y que se hayan deslindado de este grupo paramilitar, pero que en su seno siguen actuando impunemente y cobijados por el Multi y hoy por falta de humildad no quieren reconocer ese error, y hasta algunos intelectuales han caído en el error de creer que los antiguos militantes de UBISORT se van a corregir, tarde lo van lamentar, como López Bárcenas que en su afán de ensalzar al autodenominado “municipio autónomo”, él sabe que muchas de las cosas que sigue declarando contra nosotros, son mentiras, sabemos el costo político de decir la verdad que siempre es alto, pero que ennoblece a los hombres y a las organizaciones.

Por el lado de nuestras comunidades, los líderes naturales que hicieron posible el surgimiento del Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT) la mayoría siguen vivos, aunque un poco más viejos, pero con mucha más experiencia y sabiduría, para nuestro bien.

Afirmamos que los que se han ido de nuestra organización, lo han hecho por intereses de grupo, personales o de otra índole, ajeno a los intereses del pueblo triqui. Nosotros los que pregonamos los principios del MULT: la unificación de todos los barrios, la defensa de nuestro territorio, seguimos levantando estas banderas todos los días, creemos firmemente en el trabajo colectivo y lo ejercemos en nuestras comunidades, en la organización desde abajo. Los que cotidianamente nos organizamos para la festividad, para asumir cargos civiles, comunitarios y religiosos seguimos en pie y estamos vivos y nos estamos organizándonos desde abajo y a la izquierda. De esta manera defendemos nuestro territorio, nuestras tierras, nuestra agua, como también salvaguardamos la seguridad de nuestras familias, de nuestras mujeres, de nuestros sabios ancianos, de nuestros niños y niñas, de todos nosotros de la nación triqui. Estamos atentos de lo que pasa con otros hermanos de otros estados de la República y desarrollamos acciones conjuntas y levantamos nuestra voz en su defensa.

No está en nuestros principios ni lo estarán: la división, la violencia, la cooptación y el paramilitarismo. Conocemos bien, quienes los están promoviendo y quienes están detrás de estos grupos paramilitares. Que sabemos también que se confrontan por recursos monetarios, por la representatividad y por hacerse del poder en beneficio de su grupo, de su familia no de la colectividad.

Como consecuencia de nuestra lucha por defender los ideales de nuestro pueblo, a casi 30 años, hemos perdido compañeros muy valiosos como Paulino Martínez Delia, Guadalupe Flores Villanueva “el maestro nato”, Luis Flores García, Roberto Merino Fernández, Profr. Hilario González Domínguez, Juan Alfonso Robles, nuestros hermanos mayores: Ramón Celestino, Mateo Albino Martínez López, mejor conocido por todos como “Camilo”, Cirilo Castañeda Guzmán, todos ellos caídos por pistoleros a sueldo que hasta este momento no ha habido justicia, sin olvidarnos jamás de nuestros desaparecidos Juan Martínez, el primer desaparecido de nuestra organización, de Virginia y Daniela Ortiz Ramírez y tantos muertos, más de 500. La táctica de estos grupos es y ha sido siempre, atemorizar a nuestros hermanos de las comunidades, mediante la propagación de rumores, de repetir mil veces sus mentiras para sorprender a organizaciones fraternas, a intelectuales, a instituciones académicas, tiran la piedra para luego esconder la mano, con el objetivo de cooptar a las comunidades para sus intereses. Como un homenaje a estos compañeros caídos, nuestra organización sigue creando organización en muchas comunidades en las 7 regiones de nuestro estado de Oaxaca.

Nuestros hermanos mayores dicen que el enemigo no está entre nosotros los triquis, está en otro lado.

Al MULTI le decimos que se sienten a platicar con humildad y con la voluntad de llegar acuerdos serios para la pacificación de la zona triqui de San Juan Copala.

FRATERNALMENTE COLECTIVO DE JÓVENES DEL MULT