COMUNICADO URGENTE DEL MULT

16 de abril del 2020





A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

A LAS ORGANIZACIONES POLÍTICAS, SOCIALES Y REVOLUCIONARIAS

A LOS ORGANISMOS DE DERECHOS HUMANOS

A NUESTROS COMPAÑEROS COORDINADORES REGIONALES

A NUESTROS COMITÉS DE BASE

AL PUEBLO DE MEXICO

AL PUEBLO DE OAXACA



Esta es nuestra palabra:

ANTE LA SINRAZÓN Y EL OPROBIO: UNIDAD

El Movimiento de Unificación y Lucha Triqui desde su fundación hace más de 39 años ha enfrentado muertes, persecución, ataques físicos y mediáticos, desprecio, odio y persecución del Estado y grupos paramilitares, persecución para nuestro principio fundacional y permanente de lograr la Unificación de nuestra Nación, de terminar con la lucha entre hermanos auspiciada y alentada además con nuestras propias limitantes, por la constante, permanente y racista injerencia externa que lo mismo ha ido desde nuestros propios hermanos que en el inicio de nuestro movimiento dio pie a que tomáramos de una vez por todas en nuestras manos el destino de la lucha popular ante la práctica de no compartir nuestra democracia comunitaria queriendo eternizarse en el ejercicio del poder, pasando por la creación ficticia de supuestas organizaciones independientes de la Montaña Roja que al igual de sus auspiciadores mestizos han querido empeñar nuestro futuro por migajas y privilegios de una diputación, concesiones, cargos burocráticos, hasta posiciones políticas y económicas que a algunos de nuestros hermanos todavía encandila y motiva.

Hoy que de nueva cuenta las balas asesinas de este estado de cosas impuesto aprovechando hasta ahora nuestras debilidades y motivaciones individuales han cobrado la vida de dos de nuestros militantes comunitarios, Esteban Martínez Pérez y Pablo Guzmán Solano, se torna más radical y agresiva la propaganda interna y sobre todo externa de aquellos que siguen pensando en que la división los podrá dejar con manos libres para tomar en sus manos el destino de la Montaña Roja sembrando dudas, juicios fáciles y de los mercenarios de la opinocracia la calificación fácil, etnocida y difamatoria contra los “salvajes, corruptos y vendidos indios que solo quieren el poder y el dinero fácil de sus amos”.

Ante estos hechos contundentemente condenables: El asesinato vil y cobarde de nuestros hermanos y la cauda de improperios, descalificaciones y juicios de valor de hechos que no tienen aún definiciones legales y comunitarias ciertos y contundentes, declaramos, asentamos, exponemos y exigimos:

  1. Una investigación profunda, certera y apegada a la ley para dar con los culpables materiales e intelectuales caiga quien caiga y ponemos a la disposición en el marco del derecho a cualquiera de nuestros miembros incluyendo por supuesto a nuestros dirigentes que mandan obedeciendo a las Asambleas y a los Ancianos en apego a nuestra tradición ancestral.

  2. El cese del hostigamiento mediático y político contra nuestra organización con juicios aventurados y de valor que en nada contribuyen a una verdadera justicia y si a un linchamiento no solo mediático sino a que las diferencias propias que en cualquier grupo sociedad o colectividad existen encuentren cause para cegar más vida: Los hacemos responsables de sembrar el odio, la división y el cobro de supuestas facturas por la sinrazón, la ilegalidad y la violencia que durante más de 39 años hemos tratado de terminar. No es un asunto de diferencias entre jóvenes y viejos, es la prevalencia de un modo de vida, en la comunalidad y las formas individuales de acumular y explotar.

  3. La participación de la Sociedad Civil, los estudiosos, los Académicos, las mujeres y los hombres de buena fe que respetan y reconocen nuestro derecho a la autonomía y a la autodeterminación, a las mujeres y a los hombres de los medios de comunicación en la constitución de un grupo de seguimiento para el esclarecimiento y la justicia en torno a estos hechos lamentables y condenables de por medio de la violencia pretender acallar y detener la Unificación del Pueblo Triqui.

  4. Responsabilizamos al Estado que ante su incapacidad de generar el escenario para el proceso de diálogo, permite la ejecución extrajudicial de nuestros compañeros.

  5. La embestida contra nuestra organización obedece a la intención perversa de aniquilarnos a través de aquellos traidores y renegados al servicio de los grandes caciques y en su actuar conocido como progobierno.











¡¡¡NO A LA IMPUNIDAD, LA VIOLENCIA Y A LOS CRÍMENES!!!

¡¡¡NO A LA PRETENSIÓN DE DIVIDIRNOS Y TERMINAR CON NUESTRA LUCHA HISTÓRICA EN LA MONTAÑA ROJA!!!

¡¡¡NO A LA LUCHA FRATRICIDA, VIOLENTA Y PROTAGÓNICA DE QUIÉNES ARROPADOS EN NUESTRO ORIGEN QUIEREN LOGROS INDIVIDUALES Y OCCIDENTALES!!!

¡¡¡NO A LA IMPUNIDAD Y A QUIENES QUIEREN DIVIDIRNOS CON DÁDIVAS, PUESTOS Y SUPUESTAS QUIMERAS DE PODER PORVENIR!!!

¡¡¡SÍ A LA UNIDAD Y AL MANDAR OBEDECIENDO!!!

¡¡¡HOY MÁS QUE NUNCA, EXIGIMOS FIRMAR YA EL ACUERDO DE PAZ!!!

¡¡¡HOY LUCHAMOS POR LA JUSTICIA Y TAMBIÉN POR EL PODER POPULAR!





MOVIMIENTO DE UNIFICACIÓN Y LUCHA TRIQUI!!!