PALABRAS DE DOÑA ROSARIO IBARRA DE PIEDRA, EN EL HOMENAJE QUE SE LE BRINDO EN LA SEDE DEL MULT

11 de Abril de 2015


PDF - 476.4 KB Palabras de doña Rosario Ibarra de Piedra


Queridos compañeros del MULT

¡Cuánto me puede no estar entre ustedes. ¡Cuánto me hubiera gustado estar allí. ¡Cuánto lo hubiera querido aunque poquísimo fuera mi aporte…Aunque sólo pudiera gritar ¡Que viva el Movimiento de Unificación y Lucha Triqui: Baluarte de las luchas libertarias de México.

Como cincelado en piedra quedó en mi memoria el recuerdo de aquello que a lo lejos parecían ríos rojos bajando por los cerros de la hermosa región de San Juan Copala en julio de 1982. El color del caudal no era otra cosa que los trajes de las valientes mujeres triquis quienes junto a sus hijos, padres, hermanos y compañeros cargaban a sus muertos, asesinados por los pistoleros de los caciques priístas y protegidos por el ejército.

Juxtlahuaca, Paso de Águila, Yosoyuxi, Llano de nopal, Cruz Chiquita, Río Venado, Llano Aguacate, Río Lagarto, Llano de piedra, Putla, lugares que no hemos olvidado y que conocimos a través de las denuncias que los representantes del MULT hacían en el Frente contra la Represión. Enrique Acevedo, querido compañero, siempre tranquilo y con su sonrisa bondadosa.

Me llena de gusto que el MULT haya prevalecido a pesar de todo lo que ha tenido que enfrentar. Pocas, muy pocas organizaciones de las que conformaron el FNCR aún existen. Sabemos de sobra lo difícil que ha sido permanecer enfrentado al aparato represivo del Estado mexicano, hará justicia y expulsará a todos los mercenarios asesinos encaramados en el poder y a quienes los han sostenido ahí.

Este próximo 18 de abril, se cumplirán 40 años de que el mal gobierno de México se llevó a mi hijo Jesús. 40 años de buscar su libertad y justicia y después de 40 años, con gran dolor y rabia veo cómo el aparato represivo continúa intacto; gobiernos van y gobiernos vienen y la desaparición forzada sigue, la tortura sigue; sólo cambian los estilos en cada uno de los sexenios de esta larga cadena de imposición. Ahí están todos juntos, ellos y su descendencia. Se cobijan, se amparan y se protegen. Los criminales son ellos, los violentos siempre han sido ellos. Sabemos perfectamente que nunca obtendremos justicia de los perpetradores del crimen.

Los familiares de los desaparecidos, los de antes y los de ahora, no tenemos la “fuerza de las masas”, ni estamos colmados de sabiduría, no nos vendemos y hemos aprendido a sofocar el miedo.

Nuestra coraza, como la de ustedes, ha sido siempre la justeza de nuestras demandas y el amor por los nuestros.

No debemos tener reposo, esta batalla por la libertad, por la vida, por la justicia, por la tierra, por nuestros derechos, no admite recesos; el que detiene el paso, se envilece.

Con mis 88 años a cuestas mantengo una voluntad muy grande para seguir luchando…¡y habremos de triunfar!




¡VIVA EL MULT!
¡VIVA LA LUCHA Y LA UNIFICACION DE LOS PUEBLOS!
A LOS DESAPARECIDOS: ¡VIVOS LOS LLEVARON!¡VIVOS LOS QUEREMOS!



ROSARIO IBARRA
Monterrey, N.L. 10 de abril del 2015