CELEBRACIÓN DE LA PASCUA

ENERO 2017


Para los triquis de Copala la pascua es la ocasión para comer enchiladas, que son acompañadas de caldo de res. En esta ocasión matan de 30 a 50 reses, uno o dos por comunidad o barrio, y se consumen cientos de cartones de cervezas.

Anteriormente, era la ocasión para que el presidente (Agente Municipal) diera el mensaje del año nuevo para todas las comunidades triquis de Copala, donde el presidente hacía el exhorto para la buena convivencia y la armonía en la zona, los mayordomos aprovechan para entregarle su bastón de mando y tenates de enchiladas, cervezas, refrescos, tepache y aguardiente para que consuma con sus auxiliares.

En la festividad de la Pascua, es la ocasión especial en que los triquis ratificaban a las nuevas autoridades municipales y tradicionales, que es también la ceremonia de cambio de poderes, esta ceremonia se celebra siempre en el mismo lugar llamado Las cruces, durante una procesión que se efectúa desde el Barrio de Agua Fría hasta el templo de Copala; un pesado crucifijo, Tata Chúz, adornado profusamente con flores es llevado a cuestas, siendo cambiado por otro má s peque ñ o un poco antes de llegar al lugar de la ceremonia.

En el llano, Taá a xhiquia, frente a la imagen de Tata chú z también adornado con muchos collares de flor de cacaloxú chitl y flores de cactus de color rojo. En Tá a ́xhiquia se reúnen el agente municipal, el síndico y el alcalde portando cada quien su vara de mando. Frente a ellos se sitúan los mayordomos que carecen de vara de mando de autoridad civil, por eso no forman parte de las autoridades ejecutivas, y en torno de ellos los mayordomos de todas las imágenes de la iglesia de copala y los hombres de todos los barrios, un poco más lejos las mujeres y ni ñ os que viven en el Chuma ́a o centro ceremonial o en los barrios.

La ceremonia principia con la intervención del mayordomo de mayor rango de la fiesta quien pide a las autoridades, en nombre de toda la comunidad, cuentas estrictas acerca del desempe ñ o de sus funciones, empezando por retirarles la vara de mando. Ese es el momento en que dichas autoridades exponen los problemas de la comunidad e informan sobre las acciones que deben llevarse a cabo así como sobre aquellas que han efectuado durante su gestión (Carmen Cordero Avenda ñ o de Durand, 2000).

Las autoridades triquis daban un mensaje a los representantes de diferentes barrios que se congregaban en el lugar y juraban actuar de forma imparcial ante los diferentes problemas que pudieran suscitar en el a ñ o de su gestión y prometían dar lo mejor de sí para cumplir el cargo.

Actualmente al estar suspendida su carácter de agencia municipal está suspendida también la ceremonia. En su lugar está funcionando un concejo municipal.